La diversidad cultural desafía a la educación religiosa costarricense

La diversidad cultural que caracteriza a los países latinoamericanos exige hacer de la educación religiosa una oportunidad para la convivencia. La diversidad de creencias no debe ser comprendida como un problema, sino como una condición para el aprendizaje. En el caso de Costa Rica, resulta urgente sustituir los modelos educativos adoctrinantes y moralistas por procesos educativos interculturales en los que todas las personas valoren y agradezcan la diversidad religiosa y comprendan las distintas tradiciones religiosas como patrimonio de la humanidad que tienen derecho a conocer. Quienes participan en procesos educativos interculturales adquieren las destrezas requeridas para comprender críticamente los acontecimientos religiosos y para respetar el derecho de toda persona a creer, a dejar de creer y a cambiar de creencia.

Autores: José Mario Méndez
Palavras-chave: educción religiosa / interculturalidad
Editora: Editora Universitária Champagnat
Ano de edição: 2021